Blue escritora

Usos de la Música


¿Sabes cuáles son los diferentes usos de la música?

¿Qué es un código radiofónico?

¿Qué son transiciones?

¿Y el silencio... qué función cumple en la música? 

La música es un elemento que nos permite transmitir mensajes y emociones a través de sus composiciones. Se puede emplear para enviar una idea o bien para separar un pensamiento de otro, nos puede transportar a diferentes épocas y situaciones, así como brindarnos diversas emociones con solo una melodía.

En el mundo de la radio existe algo denominado “código radiofónico”, el cual es simplemente una mezcla de elementos que juntos ayudan a organizar los mensajes transmitidos en la radio para que puedan ser adecuadamente recibidos por los radioescuchas. Para que este proceso sea llevado de forma óptima, intervienen tres elementos en ese código, los cuales son la voz, los efectos de sonido y por supuesto la música.

Para comprender de mejor manera la labor de estos factores, debemos comenzar por saber que cada uno de ellos cumple con la función de organizar, separar y hacer entendible los mensajes que se busca transmitir. Centrándonos específicamente en la Música, que es el tema que nos concierne en este ensayo, podemos acotar que ésta tiene tres funciones fundamentales en el proceso, que son separar, ambientar y resaltar los mensajes que lo requieran.

Cuando en radio hablamos de crear separaciones, lo hacemos con una cortina, ésta es una pausa musical que indica que el programa va a cambiar. Si la intención es cambiar de sección dentro de un mismo programa o bien separar un tema de otro que vendrá a continuación, se utilizan estilos de cortinas más breves, con duración de apenas segundos, estas se llaman puentes y ráfagas en el caso donde se desea simplemente separar cosas inmediatas como por ejemplo respuestas en una entrevista.

Cuando lo que se desea es ambientar, se coloca un fondo musical mientras transcurre el programa. Éste nos ayuda a situar al oyente en el tipo de situación que se está tratando, permitiéndonos adecuarlos a un espacio, emoción o situación específica. Y en el último caso, que se trata de resaltar un mensaje, generalmente se emplea con sonidos fuertes de algún instrumento que permite crear énfasis en lo que se dijo o se va a decir a continuación.

Otras técnicas en las que se emplea la música para resaltar mensajes o situación es empleando la fanfarria, que consiste en una melodía interpretada por varios instrumentos de viento y cuerda que se utilizan para resaltar majestuosidad en temas concernientes a la realeza o hechos de gran publicidad, generalmente. Estas melodías dan la impresión de agrandar o resaltar de forma elegante la importancia del tema o persona que está presentando.

Por otra parte, los momentos donde es más evidente la función de la música son en la presentación y despedida de los programas, ya que cada uno de ellos adopta, por decirlo de algún modo más simple, una melodía ya existente o bien crea una nueva, que sirva de identificación para su programa y permita que las personas al escucharla, reconozcan automáticamente a qué está representando.

Para que esto tenga validez y sentido lógico, la música empleada a modo de identificación debe ir de la mano con los temas a tratar en el programa que está presentando, su letra (si la tiene) y su melodía deben poder comunicar la esencia de los temas que ese espacio va a transmitir. Esto se ve comúnmente en todos los programas de radio y televisión, sean de la índole que sean: entrevistas, novelas, programas de opinión, etc.

Las transiciones son otra técnica que aunque muchas personas, al tratarse de música, pueden confundirla con una cortina, su función es totalmente diferente y es necesario aclararlo. Las transiciones musicales tiene el deber de transportar al receptor pero manteniendo enlaces de tiempo e incluso de narración, es decir, en el caso de las cortinas, se utilizan para crear un punto y aparte entre un segmento y otro, en cambio las transiciones podemos explicarlas más claramente colocando de ejemplo una historia, donde la música nos permite apreciar la evolución de ésta, el pasar del tiempo y las escenas de una forma más delicada y pausada, enlazando una escena o una situación con la otra, en lugar de separarlas.

De esta forma, una técnica nos va enlazando con otra, ya que en temas como las cortinas o las transiciones musicales, resalta otro punto importante a tomar en cuenta en la musicalización de programas que es la mezcla de audio. Estas mezclan son los arreglos o correcciones necesarios que se deben realizar a ciertas piezas musicales para permitir que encajen en el punto que se desea, corrigiendo el volumen, la calidad, efectos o cortes que se le debe realizar a la música para que engrane a la perfección con lo que se desea presentar.

Por supuesto, todo evoluciona con el tiempo, las personas, los programas, la tecnología y junto a eso la música. Con la evolución de la electrónica se ha podido crear nuevas melodías y estilos de forma mucho más fácil y rápida. Con la tecnología se ha podido grabar, editar, ajustar cada efecto, cada nota y cada voz.

Por último, entre todos los deberes y técnicas que posee la música para sus diferentes usos, existe el silencio. Puede resultar confuso, ¿acaso la característica del silencio no es precisamente que no tiene sonido?, ciertamente, pero sí tiene una labor muy importante a nivel musical en cualquier tipo de producción.

El silencio sirve para enfatizar, incluso más de lo que podría hacerlo una nota musical, dependiendo del caso. Funciona para marcar quiebres y transiciones e incluso puede brindar emociones si es usada con astucia. 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: